Cart 0

¡Un oso, un gorila, y nuevos amigos!

Una de mis herramientas favoritas para enseñar nuevas habilidades del lenguaje son los libros. Los libros son magníficos, no sólo para desarrollar las habilidades de lectura, sino también para enseñar vocabulario, mejorar la atención, y desarrollar la imaginación de los niños. Aquí voy a compartir varios de mis libros favoritos, y cómo los pueden utilizar para trabajar diferentes habilidades del lenguaje. 

1. Oso Pardo

Este es mi libro preferido para trabajar con los niños más pequeños, y con niños no-verbales. Consiste en dibujos de animales en diferentes colores, con un texto muy simple y repetitivo. Yo nunca leo el libro. Simplemente nombro los animales, seguido por el sonido que hace cada animal. También, asocio cada animal con un movimiento. Por ejemplo,  para la rana, muevo el libro de arriba para abajo (simulando un salto), mientras digo "ribit, ribit." Para el gato, acaricio suavemente el antebrazo del niño y digo "miau." Con Oso Pardo podemos trabajar las siguientes habilidades:

Imitación de sonidos:  La mayoría de los sonidos de animales tienen sonidos del habla que los niños adquieren a temprana edad (i.e. baa, nee, miau, guau), por lo que son excelentes para fomentar las primeras imitaciones. Muchos niños requieren ver el libro varias veces antes de empezar a imitar los sonidos, así que tenemos que ser pacientes. El secreto es repetición, repetición, repetición. 

Identificar/nombrar partes del cuerpo: Con esta página, nombro las partes del cuerpo, al mismo tiempo que las señalo en el libro (ojos, nariz, orejas, boca, cabeza). Después, le pido al niño que señale sus partes del cuerpo. Si es necesario ofrezco instrucción mano sobre mano.

Contar del 1 al 10: En la siguiente página, cuento a los niños mientras los señalo. Mi paciente siempre es el número 10. Cuando llego a 10, le hago cosquillas al niño y digo ¡10! Así lo hago divertido, y cada vez que vemos el libro creo expectativa. Siempre le pido al niño que cuente conmigo, y cuando es necesario, tomo la mano del niño para ayudarlo a señalar los niños mientras los contamos.

 

Identificar/nombrar colores y animales: En esta última página le pido al niño que señale diferentes animales y/o colores diciendo algo como "Enséñame al perro," "¿Cuál animal es azul?" Si quiero que el niño nombre los colores o los animales le pregunto "¿De qué color es el...?" o "¿Qué animal es éste?" al mismo tiempo que los señalo.

 

 

 2. Buenas Noches Gorila 

Este libro prácticamente no tiene texto. Trata de un Gorila que sigue al cuidador del zoológico en su ronda y deja salir a todos los animales de sus jaulas. Es un excelente libro para trabajar acciones (verbos) y preguntas (¿quién? ¿qué? ¿dónde?).

Usar acciones (verbos): El libro incluye una cantidad enorme de acciones. Podemos hacer que el niño nombre las acciones pidiéndole que sea él el profesor y nos cuente la historia. Si el niño necesita más apoyo, podemos ir página por página, señalando los dibujos y diciendo algo como "¡Oh, mira aquí! ¿Qué está haciendo x?" Aquí hay una lista de las acciones que se pueden trabajar con este libro.

  

Responder preguntas: Para trabajar las preguntas ¿quién? ¿qué? ¿dónde? primero describo las imágenes, y luego, antes de pasar la página, le hago preguntas al niño. Por ejemplo, usando esta imagen digo algo como: "Aquí la niña está durmiendo en su cama, y el niño se está quitando sus zapatos para ir a dormir. Y mira, el gorila esta bostezando porque esta muy cansado. Los otros animales ya están durmiendo en el piso." Después pregunto "¿Quién está bostezando?" "¿Qué está haciendo la niña?" "¿Dónde están durmiendo los animales?" Dependiendo de cuánta ayuda necesite el niño, puedo señalar las imágenes mientras hago las preguntas, o puedo darle parte de la respuesta. Por ejemplo: "¿Dónde están durmiendo los animales?- En el..."

Finalmente, siempre uso esta última imagen para trabajar inferencias. Le pregunto al niño: ¿Quién crees que se comió la banana? y ¿Porqué crees eso?

 

3. Aprendiendo con Yaya Opuestos

Este libro incluye una variedad de conceptos descriptivos, que han sido asociados a objetos o situaciones familiares para los niños. Con este libro podemos trabajar 24 conceptos, entre ellos frío/caliente, duro/suave, limpio/sucio, mojado/seco, etc.

Cuando utilizo el libro para enseñar los conceptos, siempre asocio los conceptos con una acción. Por ejemplo, para "rápido" siempre muevo mis brazos como si estuviera corriendo, para "silencio" siempre pongo mi dedo índice frente a mi boca y digo "shh," para "pesado" levanto mi bolso y pretendo que es muy pesado. Estas acciones luego las puedo utilizar como "señales visuales" para ayudarle a los niños a nombrar los conceptos en sesiones futuras.

El libro viene acompañado de una canción animada. Las ilustraciones y la letra de la canción son las mismas que la del libro. A los niños les encanta ver como el libro toma vida en el video. Aquí puedes escuchar un poco de la canción.

Identificar conceptos descriptivos: Para trabajar esta meta, simplemente le enseño el libro al niño y le pido que señale las imágenes, diciendo algo como: "Aquí tenemos un helado (señalo) y fuego (señalo). ¿Cuál es frío?" 

Usar conceptos descriptivos: Este libro y canción fueron diseñados especialmente con este meta en mente. Todos los conceptos están al final de las oraciones y se repiten 3 veces. Por lo que es ideal para que los niños usen o imiten las palabras meta. Para trabajar el uso de conceptos descriptivos, simplemente canto la canción, mientras paso las páginas del libro (sin la música, y tomándome mi tiempo en con cada concepto), y le pido al niño que termine las oraciones. Por ejemplo: "Un conejo corre..." y utilizando la señal visual (mover los brazos como si estuviera corriendo) espero que el niño termine la oración. Si necesita más ayuda, digo "rápido" y espero que el niño que termine la oración diciendo "rápido, rápido." 

       

Al final del libro hay una sección donde se muestran las cosas que le gustan a cada personaje, seguido de una pregunta para el niño. Esta pregunta fue diseñada para crear conversación. Si el niño no tiene el lenguaje suficiente para contestar la pregunta, entonces pienso en algo que le guste al niño y proporciono modelaje diciendo algo como: "Puedes decir: a mí me gustan los perritos, por que son suaves." 

               

Si te gustó lo que leíste, acompáñanos en nuestro grupo de Facebook Resources for bilingual children with speech delays, donde estaremos compartiendo más material como éste.

También, no te olvides de suscribirte a nuestra canal de YouTube, y a darle "me gusta" a nuestra página de Facebook!

 

Yael Herszkopf Mayer, M.S, CCC-SLP es una patóloga del habla y del lenguaje bilingüe Inglés/Español y la creadora de Learning with Yaya. Ella obtuvo su Maestría en Patología del Habla y del Lenguaje- Extensión Bilingüe en Teachers College, Columbia University y recibió su bachillerato en Psicología Clínica en la Universidad de Iberoamérica en Costa Rica. 



Older Post Newer Post


  • María Mancera on

    Muchísimas gracias por compartir tus recursos.


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published